Lunes, 10 de diciembre de 2007

 

Por: Nelson Armesto Echavez - 

No cabe dudas que la inclusión del vallenato / cumbia como nueva categoría en los premios Grammy Latinos, ha despertado sueños diferentes en muchos artistas que piensan a futuro, como será el momento cuando la Academia le entregue el galardón como máximo exponente de la música de Pedro Castro y José Benito Barros.

La sola nominación causa infortunio tanto en el artista no escogido como en sus seguidores que comienzan una serie de conjeturas buscando probables causas del por qué de las cosas.

Una de esas conjeturas es la que ronda el escenario artístico de seguidores y no seguidores del cantante Silvestre Dangond y seguramente de él mismo, pues uno de los ingredientes de esta nominación que más expectativa despertó en sus seguidores, fue ver el nombre de Silvestre entre los seleccionados para reafirmar al compañero de Juan Mario de la Espriella, como el artista vallenato más exitoso del momento.

Del lado contrario del escenario estaba el otro ingrediente que no cree en el sensacionalismo creado por algunos medios de comunicación alrededor de Silvestre Dangond, y que a la postre terminaron aplaudiendo a la Academia, por la no escogencia de este artista que cada día acrecenta el abismo existente entre él y los consumidores de música vallenata, por considerarlo petulante, agresivo, sobrador y sentirse por encima de otros cantantes que ya tienen ganado un rincón en el corazón de los vallenatólogos en Colombia.

Ciertamente queda demostrado que Silvestre Dangond aún no está a la altura para ganarse uno de los dos premios más importantes en que participan agrupaciones vallenatas como son los Grammy Latino y el Congo de Oro en Barranquilla donde ha sido derrotado por Peter Manjarrés, un artista que con disciplina, prudencia y sencillez se ha metido en el corazón del pueblo colombiano y hoy la Academia Latina de la Música le ha dicho con su nominación: "Peter, su vallenato es más técnico, más tradicional y más internacional que el de Silvestre Dangond Corrales" al mismo tiempo que pareció decirle a Silvestre: "Señor Silvestre, su vallenato no es cumbia ni es vallenato, por eso no lo nominamos".

Los hechos son los que dan testimonio de la historia. Las sensaciones son efímeras como corto su existir, por eso, será esa misma historia implacable en el tiempo la que con hechos dará testimonio que hubo una promisoria figura dentro del folclor vallenato que pudo ser y no fue por creerse mosca sin saber volar.

Silvestre Dangond, cuando estuvo a punto de alcanzar la máxima cima del folclor, olvidó un refrán que dice: "Dale la mano a quien te saluda subiendo para que también te la de cuando vayas cayendo".

Sus altanerías, su petulante agresividad, su falta de identidad, su traición al folclor, han hecho que a este efímero cantante cientos de sus seguidores le hayan dicho: "Hasta aquí te seguimos". Afortunadamente hoy existen muchos medios alternativos y ya no prima la carreta aquella las grandes empresas radiales imponían a los artistas. La cosa hoy es cantando, la cosa hoy no es creerse superior al que es o al que lo fue, la cosa hoy es pensando lo que somos y lo que queremos ser.

Queda demostrado en la historia que a Silvestre Dangond “La Fama” no le alcanzó ni para ser nominado a un Grammy a pesar de las grandes inversiones que hizo para lograrla posicionar. Queda demostrado que Silvestre tiene que replantear su carrera artística, que todavía es un cantante más de tantos que existen, que aún no se ha ganado nada ni a nadie. Porque hasta en los premios de agradecimientos de RCN Nuestra Tierra, fue derrotado lejos por Fonseca.

Silvestre es ese artista que se creyó estar en otra dimensión, el mismo que se conformó con dos regalos que le dio RCN en esa oportunidad a cambio de permitir que nuestra música vallenata recibiera una contundente derrota propinada por el ritmo que interpreta Fonseca.

Todo eso refleja que Silvestre Dangond está hecho para ganarse las tres barras del día como dijo “El Flecha”. Silvestre está hecho para ser telonero de los grandes artistas nacionales e internacionales y emocionar peladitos con transformaciones y brincoleos; pero no para ser el gran exponente de música vallenata que todos añoramos que tomen la bandera cuando ya los consagrados, por su edad y cansancio tengan que retirarse.


Publicado por NELAREZ @ 23:33  | ?ltimos Art?culos